Ciclo natural del agua

EN EL ABASTECIMIENTO Y EL SANEAMIENTO

Los procesos de evaporación, condensación y precipitación forman parte del Ciclo Natural del Agua.

Ciclo natural del agua

Evaporación

El sol, con su energía, produce la evaporación de enormes cantidades de agua de la superficie de la Tierra (por ejemplo de mares, océanos, ríos, seres vivos y suelos). Todo el vapor de agua pasa a la atmósfera donde resulta tan invisible como los otros gases que la componen.

Evaporación

Condensación

Cuando el aire se enfría el vapor de agua que contiene se condensa y aparecen pequeñas gotas de agua. El conjunto de esas gotas de agua líquida constituyen las nubes. En ocasiones las gotas precipitan en forma de lluvia, nieve o granizo.

Condensación

Escorrentía

Parte del agua que cae resbala sobre el terreno hasta llegar a ríos y lagos (es el agua de escorrentía) pero otra parte se infiltra, bien directamente cuando llueve, o desde los ríos y lagos formando las aguas subterráneas. Más tarde los ríos y arroyos transportarán el agua hasta mares y lagos donde volverá a evaporarse y, de esta forma, iniciarse otra vez el proceso.

Escorrentía